Compartir

La agricultura global necesita de mercados abiertos, trasparentes, alianzas estratégicas y visiones diferentes que permitan a los productores aprovechar las ventajas competitivas para traducir los esfuerzos en mejores ingresos y condiciones de vida, para alcanzar una nueva manera de hacer producir el campo.

Así lo afirmó el subsecretario de Agricultura, de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), Jorge Narváez Narváez, durante la conmemoración de los 75 años de la creación del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), integrado por 34 naciones del continente americano.

Con la representación del secretario José Calzada Rovirosa, el funcionario federal señaló que en el proceso se revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se debe ponderar el desarrollo de un comercio más moderno, próspero, competitivo y equitativo para alcanzar mejores niveles de desarrollo para el área y no promover acciones proteccionistas y aisladas.

Ante representantes del cuerpo diplomático y funcionarios, Jorge Narváez precisó que el mundo se apresta a una nueva evolución agrícola que se sustenta en un paradigma tecnológico y en las actuales demandas de los mercados internacionales, así como en las cadenas agroalimentarias, por lo que en este contexto México es un actor importante como productor y exportador de alimentos.

Indicó que hace 75 años un grupo de visionarios identificaron la necesidad de contar con un organismo especializado en la agricultura para el continente americano, así nació el IICA, con un propósito que hoy mantiene su vigencia al promover el desarrollo agrícola y el bienestar rural en la región.

A lo largo de este tiempo, puntualizó, este organismo internacional ha respondido a las demandas de un sector agrícola dinámico y para consolidarse como un instrumento de cooperación técnica en el desarrollo de esta actividad en las naciones del continente con mejoras en tecnología, Innovación, tecnificación y mecanización.

Aseguró que detonar el crecimiento de la agricultura en México y en los países de la zona es crucial para resolver el reto global de la humanidad: lograr la seguridad alimentaria, por lo que el sector está destinado a ser un motor de crecimiento económico y de desarrollo para la población de la región.

Por su parte, el director general del IICA, Víctor Villalobos Arámbula, subrayó que la idea de fundar una institución capaz de compilar, generar y trasmitir el conocimiento científico para el desarrollo de la agricultura es un mérito de todos los países integrantes del organismo, a través de acciones orientadas a fortalecer la producción agrícola continental.

Destacó que México ha encontrado en el IICA un excelente aliado para la ejecución de proyectos en su sector agropecuario, y es una nación clave para que el organismo pueda cumplir su misión de estimular, promover y apoyar los esfuerzos de sus estados miembros para lograr su desarrollo agrícola y el bienestar rural, mediante la cooperación técnica de excelencia.

gob.mx/sagarpa

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí