Compartir

Este año, el Día Internacional de las Mujeres Rurales se enfoca en los retos y oportunidades de la agricultura resiliente respecto al clima para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y niñas rurales.

El camino para cerrar la brecha de género se enfrenta a muchos obstáculos, sin embargo, a manera de reconocimiento queremos resaltar que muy a pesar de esto, cada día las mujeres rurales son más resilientes y se lanzan a crear mejores condiciones en sus entornos rurales.

Las mujeres rurales han decidido convertir la pasión que sienten por sus tierras en un medio de vida, han decidido dar un giro a su vida, adquirir habilidades, conocimientos o competencias para conseguir la igualdad de género y demostrar que es posible otro punto de vista.

No debemos olvidar que las mujeres del campo son las de la experiencia, las del bagaje de conocimientos y capacidad de decisión en materia de especies y ecosistemas locales, son personas activas en la sociedad, contribuyen al desarrollo de la educación, economía y relaciones sociales.

En México, a través de la SAGARPA, se puso en marcha la estrategia de atención especial a la mujer rural: “El Campo en Nuestras Manos”, la más ambiciosa en la historia del Gobierno de la República, que busca empoderarla a través de apoyos como:

Proyectos productivos e inversión para sus negocios, capacitación, financiamiento accesible, esquemas de aseguramiento, talleres de microfinanzas, asistencia técnica con perspectiva de género, entre muchos otros.

Las mujeres rurales mexicanas que han aprovechado los apoyos están en la Sierra de Guerrero administrando una cooperativa que produce chocolate en forma sustentable, en Michoacán dedicadas a la cría de truchas, en Querétaro ocupadas en las colmenas y en la obtención de miel, todas ellas orgullosas demostrando que sí es posible otra visión de la mujer del campo.

gob.mx/sagarpa