Compartir

NUM. 358 / Ciudad de México.

El sector pesquero nacional genera un millón 700 mil toneladas anuales de alimento.
La industria atunera mexicana de la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable (PAST), recibió la certificación de la organización internacional Marine Stewardship Council (MSC), por prácticas de pesca responsable y sustentable, lo que es considerado como el máximo reconocimiento ambiental en su tipo a nivel mundial.

Así lo informó el titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA), Mario Aguilar Sánchez, luego de aseverar que con este reconocimiento se demuestra una vez más el alto desempeño ambiental de la pesquería mexicana del atún.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), apuntó que “en México queremos tener en nuestros mares una zona de productividad muy sustentable; con una política pública que reconozca el valor de los océanos y su importancia para el bienestar de los mexicanos”.

Este reconocimiento, agregó “se trata de una de las mejores certificaciones, probablemente la más rigurosa y sólida, que de la manera más responsable busca empatar la sustentabilidad con la productividad que debemos de tener en nuestros mares”.

Refirió que, actualmente, organizaciones internacionales aseguran que el océano es la próxima frontera para el desarrollo de la humanidad y si lo cuidamos nos permitirá mejorar la situación económica de los países.

Informó que “frente a las grandes potencias atuneras del mundo y gracias en buena medida a la pesquería del atún, nuestro país logró avanzar un punto en el índice de producción global pesquero, al pasar del lugar 17 al 16 en sólo dos años, lo que no es tarea menor”.

Hoy el sector pesquero nacional tiene una mayor aportación a la producción de alimentos en nuestro país, con un millón 700 mil toneladas anuales, con valor superior a los 35 mil millones de pesos, que es una cifra histórica con la producción de todas las pesquerías, lo que ha permitido superar la meta sexenal que se planteó, de aumentar el consumo de pescados y mariscos, de 8.9 kilogramos a 12.6, lo cual se logró en solamente cuatro años.

Dentro de la producción total nacional, destaca el hecho de que actualmente se producen cada día de manera sustentable en nuestro país, más de cuatro millones de latas de atún, que aportan proteína de la mejor calidad que puede llegar a cualquier zona del país y está disponible al alcance de la población que más lo necesita, agregó.

Previamente reseñó que en las últimas décadas ha sido continua la evolución del marco regulatorio mexicano para el mejoramiento de las prácticas pesqueras, lo que ha implicado un gran esfuerzo de los pescadores, grandes protagonistas de esta historia, lo que ha sido reconocido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Agregó que México fue merecedor de la presea “Margarita Lizárraga” por ser el atún la pesquería que más se ajusta al código de conducta para la pesca responsable; “se trató de un gran reconocimiento a la flota pesquera mexicana que operaba con principios de cuidado del recurso”, remarcó.

Posteriormente, la Organización Mundial del Comercio (OMC) falló este año (2017) en favor de México por tener en la del atún una de las mejores pesquerías más selectivas y más sustentables, “y el reconocimiento que faltaba, la certificación a la industria que hoy entrega el Marine Stewardship Council (MSC) es la joya de la corona”.

En su mensaje, Mario Aguilar transmitió el saludo y reconocimiento del Secretario de SAGARPA, José Calzada Rovirosa, a todos los integrantes de la industria atunera ahí presentes, quienes, en el marco de su actividad empresarial, apoyaron con importantes donaciones a la población afectada por los recientes daños en Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México y otras entidades.

Por su parte, la directora de la Alianza del Pacífico, Mariana Ramos Sánchez, aseveró que mediante la adopción de un modelo de pesca sustentable de clase mundial, la industria atunera apuesta al desarrollo de México y participará en un programa de conservación de delfines en el Océano Pacífico Oriental, con financiamiento de diez millones de dólares, de los cuales seis millones serán aportados por las empresas citadas, que integran la Alianza.

Gob.mx/sagarpa