AccesoRegistro
Inicio » Columnistas » Hector Yunes Landa
A+ R A-

Hector Yunes Landa

12-01-2015

Veracruz por encima de intereses particulares

E-mail Imprimir PDF

Por Héctor Yunes Landa
Mi mayor orgullo es ser veracruzano, me honra representar a un estado que cuenta con una riqueza natural y cultural incalculable, al cuarto estado en importancia electoral; que no tiene por qué estar sumido en la pobreza, en la falta de oportunidades y mucho menos estar sometido a mercenarios del poder que sólo buscan beneficios personales o de grupo.

Como servidor público he dejado constancia demi determinación por impulsar el desarrollo de Veracruz, a velar porque los veracruzanos cuenten con oportunidades reales para superar sus necesidades, ese es y seguirá siendo mi compromiso con la sociedad veracruzana; producir beneficio y desarrollo.

Hoy más que nunca estoy decidido a continuar defendiendo los intereses de los Agentes y Subagentes Municipales, con los Comisariados Ejidales y sus Consejos de Vigilancia, de las Asociaciones Civiles, maestros, colonos, taxistas, aseadores de calzado, estilistas y parteras. De los ganaderos y agricultores, pescadores, de los sindicatos y los empresarios, las mujeres y los jóvenes, así como de los jubilados y los pensionados, por encima de cualquier interés particular que pretenda poner en riesgo el desarrollo de los veracruzanos y dificultar el del país. Nuestro estado no es ningún campo experimental, mucho menos botín de un grupo.

Mucho se especuló sobre mi salida y la del senador José Francisco Yunes Zorrilla, del acto oficial que conmemoró el centenario de la reforma agraria. Para que no haya dudas: asistimos al evento por el enorme respeto y lealtad que tenemos hacia nuestro líder y presidente Enrique Peña Nieto, pero abandonamos el evento porque no queremos ser partícipes del asalto a la democracia, de la simulación y de la falta de respeto hacia los veracruzanos.

No existe unidad en mi partido sino división, una fractura peligrosa para el partido, para el estado, pero sobre todo un riesgo inminente para el futuro de Veracruz. Un verdadero líder se muestra conciliador, suele tener un plan adecuado a las circunstancias, pero en este momento en nuestro estado se desconoce el rumbo, así como se desconoce el trabajo, el esfuerzo y la trayectoria, algo que no puedo consentir.

Hoy es tiempo de mostrar el espíritu de grandeza, que hacen a un hombre capaz de olvidar sus intereses personales para dar paso al interés social. La estabilidad política se concreta conciliando y sumando propuestas, jamás imponiendo y desestimando, porque esto último sólo puede traer ingobernabilidad y discordia.

A los veracruzanos que confiaron en mí con su voto, les digo: estoy en el Senado de la República representándote y mi trabajo es defender los intereses de los veracruzanos, por eso continuaré, cuando lo amerite, señalando decisiones carentes de razón, y también reconociendo los logros alcanzados.
22-12-2014

Buenas noticias en el sector automotriz

E-mail Imprimir PDF

Por Héctor Yunes Landa
Durante los últimos días hemos recibido noticias que incentivarán el crecimiento económico del país y generarán en el 2015 beneficios directos para la economía familiar.

Como es sabido, la economía es la llave del desarrollo para cualquier país, en México se está apoyando a los sectores industriales para incentivar la inversión nacional y extranjera que generen nuevos empleos y permita una derrama económica que beneficie a los hogares mexicanos. Es fundamental que se diversifique y fortalezca la industria mexicana para poder emplear a la mano de obra calificada que se encuentra desempleada y aumentar, a su vez, al máximo las ganancias por importaciones.

Uno de esos sectores es el automotriz, siendo México el mayor productor de automóviles de América Latina desbancando a vecinos continentales por excelencia como Brasil, y es que entre enero y noviembre de este año se produjeron 3.01 millones de unidades y se espera cerrar el año con una producción total anual de 3.5 millones de autos.

Las expectativas de este sector son muy prometedoras, se espera que el país  tenga una producción sostenida de 4 millones de autos para el año 2017, convirtiéndose así en el séptimo productor y tercer exportador mundial de automóviles.

Un aspecto de suma importancia que en el próximo periodo de sesiones del Senado de la República será la reforma constitucional para desvincular las multas y tasas gubernamentales del salario mínimo, lo cual permitirá abrir la puerta para el incremento de los salarios mínimos, que dicho sea de paso deben actualizarse a la realidad de los costos de una vida digna.

Para el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, es fundamental garantizar que las necesidades económicas de los ciudadanos estén cubiertas. En la Cámara Alta estudiaremos a fondo esta propuesta de reforma para garantizar que en el mediano plazo las familias mexicanas puedan disfrutar de un salario que cubra las necesidades primordiales, además de permitir incentivar el ahorro familiar para su posterior inversión en pequeñas y medianas empresas.

PD. Desde este espacio les deseo que estas fiestas decembrinas sean un bien motivo para la unión familiar, el reencuentro con los amigos. Que el año venidero traiga a su hogares salud y bienestar.

15-12-2014

Sobre la gubernatura de dos años en Veracruz

E-mail Imprimir PDF

Hoy, los veracruzanos, enfrentamos un desafío inmenso; optar entre el cortoplacismo de una gubernatura de dos años, o la certidumbre que sólo nos da el largo plazo para dar a Veracruz el destino cierto que se necesita.

El país vive momentos complejos, la sociedad está alerta, inquieta, irritada. Claramente enfrentamos un entorno de malestar.

La prudencia nos dicta que este no es el mejor momento para hacer experimentos.

No es administrando la coyuntura como lograremos garantizar la estabilidad que pretendemos.

A los problemas complejos, no se les enfrenta con simplismos.

A partir de la presentación de la iniciativa para que el próximo gobernador del estado de Veracruz dure 2 años en su encargo, diversas voces se han pronunciado en su contra.

De entrada, los tres senadores por el estado de Veracruz, Pepe, Fernando y el que escribe. Asimismo, en el Congreso Local, dos diputados priístas, Ricardo Ahued Bardahuil y David Velazco Chedraui también se pronunciaron en contra, así como  diputados locales del grupo legislativo del PAN, quienes discreparon del autor original de esta iniciativa, el diputado Julen Rementería del Puerto.

También personajes  del sector empresarial y hasta del clero católico, han externado su desaprobación a esta propuesta.

Y es que ‎debemos preguntarnos ¿Qué beneficios puede ofrecer y qué riegos representa un gobierno de corto plazo?

Si es extremadamente difícil para un presidente municipal planificar y realizar una buena gestión en tres años, podemos estar seguros lo difícil y riesgoso que sería para Veracruz un gobernador de dos años, que no podrá realizar un proyecto viable y en cambio pondría en riesgo la gobernabilidad y la economía de nuestro estado.

Hoy, Veracruz demanda trabajo serio, honestidad y, sobre todo, claridad y certidumbre en el rumbo. Veracruz no debe perderse en aventuras de corto plazo. Veracruz necesita rumbo claro y destino cierto, para poder diseñar y consolidar su futuro.

Existe la idea errada que las recientes reformas a la legislación federal contempla la obligación de elegir en el mismo proceso a los gobernadores y al presidente de la República. No es así.

La legislación federal contempla empatar al menos una elección local a una federal. Sobre esto, hemos venido proponiendo en primera instancia empatar en el año 2018 la elección de diputados federales con la  de nuestros diputados locales, a quienes elegiríamos por única ocasión por dos años en el 2016.

Otra propuesta, ante el actual periodo de cuatro años de nuestros ediles, es que en el 2017 elijamos nuevamente a ediles por cuatro años, pero que a partir del 2021 cuando hay elecciones para diputados federales, sean elegidos por tres años y tener la posibilidad de ser elegidos por un periodo adicional.

Con cualquiera de las anteriores propuestas se daría cumplimiento cabal a la legislación federal en materia electoral; pero si la insistencia es que sea la de gobernador del estado la que debe homologarse, entonces que se analice que éste dure en su encargo 5 años por única ocasión, del 2016 al 2021, coincidiendo así con las elecciones federales intermedias para elegir a diputados federales.

Ya que si la iniciativa de dos años prospera, el próximo gobernador de Veracruz en su primer día en el cargo tendría que empezar a preparar la entrega-recepción del cargo que apenas asumió y en 11 meses iniciaría el proceso electoral para elegir a quien lo sucedería en Palacio de Gobierno.

Reitero, en una gubernatura de dos años, la curva de aprendizaje sería tremendamente costosa.

Qué empresario invertiría en una entidad en donde las reglas del juego se las pueden cambiar en dos años.

Al inicio de este gobierno, celebré la iniciativa de nuestro gobernador Duarte de ampliar de 3 a 4 años el periodo de los ayuntamientos.

Los argumentos, en ese entonces, fueron que tres años eran insuficientes para que los ayuntamientos pudieran consolidar la acción pública para una mejor planeación y prestación de los servicios, que la ampliación del periodo posibilitaría un mejor lapso para la formación de los servidores públicos.

Que se proponía elevar a cuatro años con el firme propósito de contribuir a fortalecer el desarrollo de administraciones más eficientes.

Nos inquieta saber cuál es la lógica de que hace apenas tres años se haya argumentado la conveniencia de ampliar de tres a cuatro años el periodo de los ayuntamientos y  que apenas esta semana la iniciativa presentada al Congreso Local proponga bajar de seis a dos años el periodo del próximo gobernador de Veracruz.

Concluyo enfatizando que mi posición no vulnera la unidad del partido político en el que milito desde hace 34 años, como se me pretende señalar. Al respecto, cito a un tuxpeño irrepetible, Don Jesús Reyes Heroles, quien expresaba que "... mi partido nunca ha aspirado a la unanimidad. Que la unanimidad es supuesta o es impuesta. Que la unidad a través de la diversidad es real y voluntaria. Que es resultado de la libertad".

Hoy, mi posicionamiento, es resultado del ejercicio de esa libertad de la que nos hablaba Reyes Heroles.

No obstante lo anterior, se que esta posición nos ha puesto a varios  en medio del debate y la polémica. Sé también que esto nos expone a la intolerancia y a la revancha, sin embargo, confío en que se antepondrá el buen juicio.
08-12-2014

Expresarse libremente sin afectar a terceros.

E-mail Imprimir PDF

Por Héctor Yunes Landa
El pasado dos de diciembre la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que reforma los artículos 11 y 73 constitucionales, en materia de derecho a la movilidad universal a todo ciudadano en nuestro territorio nacional; siendo turnada dicha minuta al Senado de la República para su análisis, discusión y aprobación.

En los últimos años, los poderes ejecutivo, legislativo y judicial han venido reiterado su compromiso con el respeto y la promoción de los derechos humanos, fortaleciendo el andamiaje institucional y mejorando las condiciones para garantizar que los derechos humanos sean respetados; sin embargo, hay voces que ponen en la mesa de discusión no sólo los derechos, sino las obligaciones para que no se restrinjan las libertades que nos otorga la Constitución.

En ese contexto, surge el tema del derecho a la movilidad, la cual, debemos precisar, no está en pugna con el ejercicio de otros derechos como el de reunión, libre expresión o libre manifestación.

Desafortunadamente la falta de información o distorsión de esta, ha propiciado que se catalogue de retrograda y represiva dicha propuesta de reforma, acentuando el momento de crispación social existente. De ahí la necesidad de analizar cuidadosamente el contenido de ésta.

En ese sentido, los senadores de la República que en Comisiones Unidas están analizándola, han dejado muy clara su postura de que se garantice el derecho humano de movilidad, del acceso a los espacios públicos y evitar la comisión de delitos en contra de terceros.

La evolución en esta materia en el mundo es clara. Las democracias más avanzadas han regulado las movilizaciones con el compromiso ineludible de garantizar que sean pacíficas, ordenadas y no causen daños a terceros o al patrimonio público; donde los primeros beneficiados son los mismos reclamantes de que se les respete su derecho a reunirse y manifestarse, además de ver garantizada su seguridad.

En México, nuestras autoridades han expresado su compromiso de respetar los derechos de los manifestantes, pero también los derechos de los demás ciudadanos que necesitan circular adecuadamente, porque de ello depende su sustento y el de millones de ciudadanos que muchas veces se ven afectados en lo laboral, comercial e incluso en su propia integridad física.

De ahí las voces que sí están de acuerdo en la libertad ciudadana de expresarse en la calles, pero que éstas sean con orden, de no violencia, bajo los principios de máxima publicidad, en cuanto a la hora, rutas a seguir, entre otros aspectos, que no den pauta a la afectación de terceros o que delincuentes, bajo la bandera de manifestantes, aprovechen el momento para lastimar y robar.

En un país como el nuestro, donde existen ciudades con alta concentración demográfica en espacios reducidos, es pertinente analizar no sólo esquemas de movilidad, también es imperativo replantear estrategias de urbanización, que mejore la vialidad en el corto y mediano plazo, al ser este un tema cotidiano entre la ciudadanía.

Algunas de las democracias más consolidadas como Francia, Estados Unidos, Rusia, Canadá y España tienen regulaciones con requisitos específicos para realizar manifestaciones y marchas, un ejemplo, es que sanciona el uso de máscaras, pues si un manifestante enmascarado delinquiera, como un homicidio, su identificación sería difícil o imposible de aclarar; poniendo en riesgo a la población dentro y fuera de la manifestación.

El analista político y coautor del Informe del Desarrollo Democrático de América Latina (IDD-Lat) Jorge Arias, expresa muy bien el problema al decir que “cuando estalla la pólvora de la violencia se acalla las voces de la democracia, los derechos, el juego de las instituciones y volvemos al estado más primitivo que es la imposición de mis derechos y libertades por la fuerza y centralmente perdemos todas las bases del funcionamiento democrático”.

Por lo anterior, será siempre bienvenido todo esfuerzo que permita la seguridad y el respeto a los derechos humanos de los ciudadanos, así como el apoyo de los grupos políticos, sociales y económicos que desean el bienestar y desarrollo de México.
24-11-2014

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe

E-mail Imprimir PDF

Por Héctor Yunes Landa
Desde el pasado 14 y hasta el 30 de noviembre se desarrolla en el estado de Veracruz uno de los eventos deportivos más importantes, los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2014, en donde participan 31 países, con un aproximado de 5 mil 700 atletas, en 36 disciplinas deportivas.

Es en 1924 cuando por iniciativa de la Sociedad Olímpica Mexicana nacen los Juegos Centroamericanos, efectuándose por primera ocasión en 1926 precisamente en nuestro país, con la visión de detonar la competitividad y calidad de los atletas de la región y ser un referente clasificatorio de 12 disciplinas deportivas de los Juegos Panamericanos, que dicho sea de paso en el 2015 se llevarán a cabo en la ciudad de Toronto, Canadá.

Hay que reconocer el compromiso del gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, de dotar a la entidad de espacios deportivos dignos e instalaciones de primer nivel, donde los atletas veracruzanos pueden desarrollar su potencial. Los buenos resultados alcanzados se ven reflejados en los logros de nuestros deportistas, hasta ahora, estamos en el primer lugar del medallero con un total de 183 medallas de las cuales, 65 de son de oro, 51 de plata y 67 de bronce.

Debemos destacar y reconocer la excelente organización de la justa deportiva, los 90 hoteles en los que se están hospedando los deportistas con el aval de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (ODECABE), lo que garantiza la calidad y buen servicio a los atletas en las subsedes veracruzanas: Veracruz - Boca del Río, Xalapa, Tuxpan, Córdoba y Coatzacoalcos.  

La seguridad está garantizada por un contingente de 7,599 elementos, en un operativo coordinado en los que participan la Policía Estatal, Tránsito del Estado, el IPAX, la recién creada Fuerza Civil, el C-4, la Policía Federal, de la Gendarmería Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina, respaldados por 571 vehículos terrestres y 5 aeronaves.

La derrama económica se estima superior a los 3 mil millones de pesos y permitirá el desarrollo integral del estado, así como una temporada extraordinaria de buenas ventas a los comercios y hoteles de las subsedes de los juegos.

Veracruz vive un fiesta extraordinaria, en la que el punto principal es el deporte, pero existe también el intercambio cultural y la detonación de nuestro estado como punto de interés internacional para el turismo y las inversiones.

Eventos como los Juegos Centroamericanos y del Caribe, hacen de Veracruz, el estado que lo tiene todo y mantiene su historia como la principal puerta marítima de México.

Pág. 1 de 5

онлайн фильмы

Registro

*
*
*
*
*

* Datos requeridos